Costa Brava Llançà

Llançà, pequeño pueblecito situado en la península del cabo de Creus al norte de la Costa Brava, tiene la estructura clásica de los pueblos costeros de la zona, con el núcleo principal en el interior, escondido de los posibles ataques de piratas y barbariscos (en la época en que esto era frecuente) y un barrio de pescadores al lado de la playa.

   

Este barrio ha servido como núcleo a partir del cual se han desarrollado de forma absolutamente armónica unas urbanizaciones no masificada y siempre a partir de una calita de agua transparente.

Conserva una parte importante de su estructura económica primitiva, agricultura y pesca, esta última acrecentada de forma importante a partir de la construcción del nuevo puerto, lo que permite al veraneante degustar a diario las riquísimas especies pesqueras del Mediterráneo.

    

Está a quince kilómetros de la frontera francesa, dispone de estación de ferrocarril, un puerto deportivo con 500 amarres, tiene un centro comercial y cultural importante, (Museu Dalí en Figueras a 20 km.), un casino enclavado en un antiguo castillo (Peralada, a 14 km) y un campo de golf de 18 hoyos en los alrededores.

Ofrece las visitas de importantes monumentos románicos, tanto en el mismo término municipal como en los vecinos. A destacar la plaza mayor con su Iglesia y la península del Castellar en el puerto desde dónde se divisa la frontera francesa al norteste hasta el Cabo Creus al sureste.